en TECNOLOGÍA

La mayoría de las personas aprendemos cómo funciona la audición en la escuela. Las vibraciones sonoras entran en nuestro canal auditivo, hacen vibrar el tímpano y los huesecillos en nuestro oído medio, y luego alcanzan la cóclea. Desde aquí, se convierten en señales eléctricas y se envían al cerebro, lo que nos permite escuchar. Sencillo.

Pero esto es sólo la mitad de la historia. Las vibraciones de sonido no solo alcanzan la cóclea a través de del oído, sino también a través de los huesos del cráneo. A esto se le llama conducción ósea, ¡y es bastante sorprendente! Sigue leyendo para descubrir cómo la conducción ósea no solo permite que las personas sordas oigan, sino que también es utilizada por elefantes y buceadores submarinos.

¿Cómo funciona la conducción ósea?

Antes de nada, una descripción rápida de cómo funciona la conducción ósea. Como dijimos, la conducción ósea funciona al enviar vibraciones de sonido a través de los huesos de nuestro cráneo a nuestra cóclea. Los sonidos que nos rodean hacen que los huesos del cráneo cerca de nuestra cóclea vibren un poquito. Es posible que no podamos sentir estas vibraciones, pero nuestra cóclea puede. Las recoge y las envía al cerebro como señales eléctricas, lo que nos permite escuchar los sonidos.

Si te estás preguntando cómo se siente la conducción ósea, puedes probarlo ahora mismo, solo cubre tus oídos y habla en voz alta. ¿Ves cómo todavía puedes escuchar tu propia voz, incluso con los oídos tapados? Esto se debe a que las vibraciones de tu voz se envían a través de los huesos de tu cráneo y algunas de ellas son percibidas por tu cóclea, lo que te permite escuchar.

La conducción ósea ayudó a Beethoven a escribir sinfonías

El concepto de conducción ósea ha existido desde hace mucho tiempo. Uno de los primeros en adoptar la conducción ósea fue el compositor Ludwig van Beethoven. Beethoven comenzó a perder la audición a los veinte años y necesitaba una forma de escuchar su música para poder seguir componiendo.

Así que se le ocurrió una idea novedosa. Puso una varilla en su piano y puso el otro extremo entre los dientes. Las vibraciones del piano viajaron por la barra, a través de sus dientes y cráneo hasta su cóclea. ¡Eso le permitió a Beethoven escuchar lo suficiente para seguir componiendo, y algunas de sus mejores obras en realidad fueron escritas cuando ya tenía una pérdida auditiva severa!

Los audífonos de conducción ósea permiten que las personas sordas oigan

En la década de 1970, los científicos e ingenieros descubrieron que se podía usar la conducción ósea para hacer audífonos para personas con pérdida auditiva conductiva. Quien tiene una pérdida auditiva conductiva, no puede escuchar correctamente ya que las vibraciones del sonido no pueden alcanzar su cóclea a través del oído. Esto podría deberse a que hay un problema con el tímpano o el oído medio, o incluso puede ser que no tenga un canal auditivo.

Pero a diferencia de otros tipos de pérdida auditiva, las personas con pérdida auditiva conductiva aún pueden escuchar a través de la conducción ósea, y muchas usan audífonos para la conducción ósea. Este es un pequeño dispositivo que se usa detrás de la oreja, que capta los sonidos de alrededor con un micrófono y luego hace vibrar los huesos del cráneo para enviar los sonidos a la cóclea.

Hay muchos tipos diferentes de audífonos para la conducción ósea, que incluyen implantes como BONEBRIDGE y dispositivos no quirúrgicos como ADHEAR. Pero todos tienen un objetivo: permitir que las personas con pérdida auditiva conductiva, pérdida auditiva mixta o sordera unilateral vuelvan a escuchar.

También te puede interesar: ¿Por qué es tan importante conocer el tipo de su pérdida auditiva?

La conducción ósea mantiene seguros a los soldados

No solo las personas con pérdida auditiva utilizan la conducción ósea para escuchar. Los soldados en el campo de batalla a menudo usan auriculares de conducción ósea para recibir sus comandos militares. ¿Por qué? Porque eso significa que pueden escuchar sus instrucciones a través de la conducción ósea, pero también pueden escuchar disparos del enemigo y otros peligros a través de sus oídos como de costumbre.

Estos auriculares se han vuelto tan sofisticados que ahora pueden integrarse en los cascos de los soldados. Los cascos tienen un receptor especial de conducción ósea, que presiona la piel detrás de la oreja del soldado y vibra para transmitir el sonido a los huesos del cráneo.

Y durante los últimos años, esta tecnología también se ha puesto a disposición de los civiles (sin el casco). Los audífonos de conducción ósea son lo nuevo, y son ideales para correr o andar en bicicleta, cuando quieres escuchar música, ¡pero también el tráfico que se aproxima!

La conducción ósea ayuda a los buzos a comunicarse

Si alguna vez has hecho un curso de buceo, habrás aprendido una variedad de señales manuales para comunicarte bajo el agua. Pero una nueva y sofisticada pieza de tecnología utiliza la conducción ósea para permitir que los buceadores escuchen y hablen bajo el agua.

Se puede colocar un dispositivo de conducción ósea en sus gafas de buceo, presionando contra un lado de su cabeza. Cuando hablas, el micrófono capta las vibraciones de tu hueso y las convierte en señales de ultrasonido. Las señales de ultrasonido se envían a través del agua al receptor de su compañero, donde se convierten en vibraciones y se envían a través de sus huesos a su cóclea. Buena idea, ¿eh?

La conducción ósea permite a los elefantes escuchar sonidos a una milla de distancia

¿Alguna vez te has preguntado cómo se hablan los elefantes? La respuesta es, lo has adivinado, ¡la conducción ósea! Durante la temporada de apareamiento, un elefante hembra pisará el suelo para que los elefantes machos sepan que ella está cerca. Las vibraciones de sus pisadas viajan a través del suelo, y a través de los pies y huesos del elefante macho, hasta llegar a su cóclea. ¡Los elefantes machos pueden captar las vibraciones de una hembra a varios kilómetros de distancia!

Además, muchos elefantes pondrán su trompa en el suelo mientras escuchan las llamadas de apareamiento. Los científicos creen que esto podría ayudar al elefante a localizar la fuente del sonido, mediante el uso de la triangulación entre su trompa y sus dos patas delanteras. ¿Quién necesita GPS cuando tienes un elefante?

 

Para tener más información sobre últimas tecnologías, Historias de usuarios y Consejos para padres y usuarios de Soluciones Auditivas, subscríbete al blog de MED-EL.

 

Comments

Recommended Posts