en TECNOLOGÍA

El oído medio puede contener los huesos más pequeños del cuerpo humano, pero desempeña un papel enorme en la audición. En esta publicación, nos zambulliremos en esta pequeña pero importante parte del cuerpo, y descubriremos cómo funciona el oído medio.

¿Qué es el oído medio?

Detrás del tímpano, en el oído medio, encontrarás los huesos más pequeños de todo el cuerpo humano: el martillo, el yunque y el estribo (el estribo, por ejemplo, mide aproximadamente 3 mm de largo).

Estos tres huesos, generalmente llamados huesecillos, cumplen el rol crucial de mover ondas de sonido de tu oído externo a tu oído interno. Sin los huesecillos, no podrías oír como lo haces ahora.

Todo el sonido comienza como ondas.

  1. Cuando una onda de sonido llega al oído, hace presión sobre el tímpano en forma de vibraciones.
  2. Estas vibraciones van a través del tímpano y lo hacen empujar el martillo, el cual empuja el yunque, y este empuja el estribo.
  3. El estribo hace presión sobre una parte de la cóclea llamada ventana oval, y transfiere las vibraciones al oído interno.
  4. Las vibraciones que llegan al oído interno son recogidas por las células ciliadas en la cóclea, y se convierten en audición.

Si no tuvieras los huesecillos, las ondas de sonido harían vibrar el tímpano y la venta oval sin la misma cantidad de energía. Esa energía no sería suficiente para oír, porque el oído interno está lleno de líquido. Se requiere más energía para mover el líquido que el aire. Por eso, las ondas de sonido solas no lograrían mover la ventana oval con suficiente fuerza.

Ahí es donde aparecen los huesecillos. Amplifican el movimiento del tímpano, el cual es mucho más grande que la ventana oval. Un pequeño movimiento del tímpano puede convertirse en un movimiento grande de la ventana oval.

Pérdidas de audición conductiva y mixta

Hay muchas formas en las que el oído medio puede dejar de funcionar correctamente. Lo que ocurra, generalmente, conducirá a una pérdida de audición.

A continuación, algunas de las causas más comunes de pérdida de audición conductiva y mixta.

INFECCIONES

Las infecciones del oído medio son una causa común de hipoacusia. Las infecciones causan acumulación de fluidos en el oído medio, lo que ralentiza el movimiento de los huesecillos y hace que los sonidos sean más difíciles de oír. En ocasiones, las infecciones se resuelven solas, mientras que en otros, pueden permanecer un tiempo prolongado.

OTOESCLEROSIS

La otosclerosis es un crecimiento anormal que causa que los huesos del oído medio se fusionen. Esto hace que los huesecillos se muevan menos de lo normal, o nada, y afecta severamente la audición.

MALFORMACIONES

Una persona puede nacer con una malformación en el oído medio. Una malformación significa que el oído medio tiene una forma diferente de la normal. Esto puede querer decir que los huesecillos tienen una forma diferente, o algunos o todos están faltando.

Soluciones para pérdidas de audición

Dependiendo del tipo y la severidad de la pérdida de audición, hay una variedad de soluciones diferentes.

Alguien con hipoacusia, generalmente, comenzará probando audífonos, que esencialmente incrementan la potencia de las ondas de sonido que son enviadas al oído. Para algunos, esto será suficiente.

Sin embargo, es posible que algunos hallen los audífonos incómodos, inefectivos o físicamente imposibles de usar. Para estas personas, el siguiente paso, generalmente, es un implante auditivo: un implante del oído medio o un implante de conducción ósea.

¡Subscríbete al blog de MED-EL Latinoamérica para obtener todo tipo de información útil sobre la audición, la pérdida auditiva y más!

¿Te interesó el artículo? Mira este video informativo:

Comments

Recommended Posts