en Para Padres, Uncategorized @latam

Cuando tu hijo tiene un implante coclear, hay dos estrategias clave para ayudarlos a desarrollar habilidades de lenguaje. La primera estrategia involucra colocarlos en un entorno rico en experiencias de escucha y de lenguaje. La segunda estrategia es compartir la lectura de libros. Los libros pueden ayudar a tu hijo a desarrollar habilidades de lenguaje y de lectura, y son importantes para el aprendizaje a lo largo de la vida.

¡Nunca es tarde para empezar a leer con tu hijo! Exponer a tu hijo a los libros desde una edad temprana les enseña sobre el rol de los libros en el aprendizaje a lo largo de la vida.

Los libros les presentan a tus hijos ideas, historias y temas a los que no están normalmente expuestos en la rutina diaria, por ejemplo, la ciencia, la naturaleza o la geografía. La lectura repetida de ciertos libros estimula a tu hijo a recordar las historias y volver a narrarlas para otras personas. Aprenderán a compartir su conocimiento sobre personajes y tramas. Esto ayuda a darle forma a su imagen propia como lectores.

Estas cinco estrategias ayudarán a tu hijo a interesarse en los libros:

1) Incorpora libros a tu vida diaria

Al incorporar la lectura a tu rutina diaria, tu hijo tendrá oportunidades frecuentes para explorar libros y aprender de ellos. Al igual que vestirse por la mañana o sentarse a comer, haz de la lectura de libros una actividad diaria para tu niño.

Puedes incorporar la lectura todos los días en un horario consistente, como antes de la siesta o después del baño. Para que la hora de la lectura sea especial para el niño, crea un “rincón lector”: un lugar específico de tu casa donde tú y tu hijo siempre lean juntos. Crear este lugar con tu hijo le dará una sensación de propiedad sobre el lugar y un propósito. El niño hará la conexión entre ir al rincón y la hora de la lectura, y entenderá que es una rutina.

2) Dale exposición a la lectura de otras personas

Tu hijo aprenderá mucho sobre el mundo a través de la observación y la exploración. Puedes aprovechar esto para crearle interés por la lectura. Estimula a los miembros de la familia a leer con tu hijo y en frente de él. El niño aprenderá lo importantes que son los libros y las habilidades de lectura si tú muestras que la familia comparte el amor por la lectura.

También te puede interesar: Abrazos y besos: El poder del desarrollo emocional

3) Haz de la lectura una actividad interactiva

Leerle a tu hijo, o que tu hijo lea solo está bien. ¡Pero leer juntos es mucho mejor para mejorar la comunicación y las habilidades de lectura! Esto es más significativo todavía para los infantes. No necesitas leer todas las palabras de cada página. En lugar de eso, interactúa con las imágenes en el libro. Haz ruidos que coincidan con las personas, los animales o los objetos que ves. Por ejemplo, utiliza una voz alta y grave para personajes como osos, y una voz bajita y chillona para personajes como ratones. Musicalizar la lectura ayuda a mantener la atención de tu hijo.

También puedes actuar acciones que se muestran en el libro. Por ejemplo, un bebé que salpica durante el baño, acariciar a un cachorro o darle un beso a un osito de peluche. Utiliza objetos de la casa que coincidan con los de la historia. Por ejemplo, busca comida, zapatos o árboles similares a los del libro.

 4) Crea un libro de experiencias en el que tu hijo sea el protagonista

Los libros de experiencias son poderosas herramientas para desarrollar las habilidades de escucha y lectura de tu hijo, y su conocimiento del mundo que lo rodea. En el libro de experiencias creas una historia específicamente sobre lo que tu hijo conoce y ha experimentado. Es una manera genial de que tu hijo se interese por leer una “historia” completa del principio al final, lo cual ayudará a desarrollar sus habilidades de lectura.

Puedes incluir cualquier experiencia de tu hijo, por ejemplo, ir a la escuela, al zoológico o de compras, cocinar en casa o jugar con amigos. Arma un libro con imágenes y palabras sobre estas actividades diferentes, y luego léelas con tu hijo. También puedes estimular al niño a compartir el libro con otros familiares o amigos.

5) Ir a la biblioteca

Ir a la biblioteca debe ser un paseo especial y frecuente para tu hijo. Estimula al niño a que escoja los libros que le interesan, y explora libros nuevos con él. Presta atención a los tipos de libros que tu hijo elige ya que puede haber un tema en particular que conecta a los diferentes libros: animales, autos, princesas. O puede ser un autor o un ilustrador en particular. Si notas que hay un tema que le interesa, sugiérele a tu hijo algunos libros, pero no lo hagas elegir uno en particular. Al darle libertad para elegir a tu hijo, creas su independencia y estimulas su disfrute por la lectura.

También te puede interesar: Utiliza Artes y Manualidades para actividades divertidas de escucha

Esta publicación fue escrita con la ayuda de Ingrid Steyns, una especialista en rehabilitación de MED-EL.

 Referencias:

Nelson, L. H., Wright, W., & Parker, E. W. (2015). Embedding Music Into Language and Literacy Instruction for Young Children Who Are Deaf or Hard of Hearing (La incorporación de la música en la instrucción del lenguaje y la alfabetización para niños jóvenes sordos o con deficiencia auditiva). Young Exceptional Children, enero, p. 1-12.

Spencer, L. J., Barker, B. A., & Tomblin, J. B. (2003). Exploring the language and literacy outcomes of pediatric cochlear implant users (Exploración de los resultados de lenguaje y alfabetización de usuarios de implantes cocleares pediátricos). Ear and hearing, 24(3), 236.

¿Quieres seguir desarrollando las habilidades de lenguaje y de lectura de tu hijo? ¡SUBSCRÍBETE al blog de MED-EL para recibir consejos y trucos sobre rehabilitación todas las semanas, directamente en tu bandeja de entrada!

Comments

Recommended Posts