en Consejos y trucos, Para Padres

Comenzar la escuela es un paso importante en la vida de tus niños. También puede ser una época de preocupación para ti como padre, sobre todo si tu hijo es el único estudiante con pérdida de la audición en su clase. Este artículo tiene algunos consejos útiles para suavizar la transición de tu hijo a la escuela.

1: Presenta su dispositivo de audición

Antes de comenzar las clases, habla con el maestro sobre el procesador de audio de tu hijo y de cómo funciona. Muéstrale cómo cambiar las baterías y cómo verificar que la bobina está funcionando, si tiene una. También coméntale sobre consejos básico de para resolución de problemas.

Déjale saber al maestro que estás disponible para ayudar con cualquier pregunta. Es importante decirle al maestro que te avise si nota algún cambio en la audición de tu hijo, o si ocurre algo inusual con el dispositivo.

2: Usa micrófonos inalámbricos

Los salones de clase pueden ser ruidosos, por eso muchos niños usan micrófonos inalámbricos, como el sistema Roger™ de Phonak o el Siemens miniTek, para ayudarlos a oír mejor al maestro. Habla con el audiólogo de tu hijo para que te diga qué sistema es mejor para el niño, y luego trabaja junto con el maestro para presentar el sistema en clase.

3: Habla regularmente con el maestro

Es buena idea comunicarte regularmente con el maestro de tu hijo. Puede ser para referirse a información importante como tareas, pruebas y eventos escolares futuros. También es importante hablar de incidentes que puedan ocurrir en el salón de clases o en el patio con tu hijo. Esta comunicación no necesita ser necesariamente cara a cara: también sirven los cuadernos de notas, los e-mails y los mensajes de texto.

4: Pide apoyo adicional

Muchas escuelas tienen maestros para niños hipoacúsicos o terapeutas del habla que pueden dar apoyo a tu niño y ayudarlo a desarrollar sus habilidades del lenguaje. Pregúntale al maestro qué tipo de apoyo hay disponible para tu hijo.

5: Encuentra el lugar adecuado para que se siente

Usa la Prueba de los seis sonidos de Ling para ayudarte a identificar las distancias de escucha óptimas para tu hijo. Esto puede ayudarte a decidir dónde se debería sentar en el salón para oír mejor al maestro. Sentarse en la segunda fila puede ser buena idea, para que tu hijo pueda ver al maestro cuando habla y también para que pueda «espiar» al compañero de adelante y ver qué texto o recurso están usando en ese momento. También es importante que el niño se siente lejos de fuentes de ruido, como ventiladores, ventanas o puertas abiertas.

6: Pídele al maestro que hable normalmente

Conversa con el maestro sobre la importancia de usar un volumen de habla normal al hablar con tu hijo. Usar un volumen alto puede dificultar la escucha de algunos sonidos del habla y distorsiona los patrones de los labios. También explícale que necesita mirar a la clase cuando habla y no hacia la pizarra. Si el maestro está hablando a la clase mientras escribe en la pizarra, el sonido se puede amortiguar y tu niño no podrá oír lo que está diciendo.

7: Mejora la acústica de salón

Los niños aprenden más en lugares silenciosos y con poco ruido ambiente. Sugiere formas de reducir el ruido ambiente como cerrar puertas y ventanas e incorporar alfombras y cortinas para minimizar la reverberación.

8: Ayuda a tu hijo a formar un círculo social

Las relaciones sociales y las amistades son extremadamente importantes para el bienestar de cualquier niño. Los niños que se sienten socialmente incluidos, generalmente son más exitosos en la escuela. Puedes apoyar a tu hijo estimulándolo a que hable sobre sus implantes con sus compañeros. Generalmente, los niños tendrán preguntas sobre el dispositivo y luego pasarán a otros temas cuando su curiosidad esté satisfecha.

Si tu hijo puede contar la historia de su audición con confianza, luego pueden pasar a conversaciones más importantes, ¡como qué hacer en el recreo! Si el maestro se siente confiado para manejar el dispositivo y comunicarse con tu hijo, esto se compartirá con los otros estudiantes y estimulará el sentido de inclusión de tu hijo.

9: Prepárate

Antes de salir para la escuela cada día, asegúrate que el procesador de audio de tu hijo está funcionando. Lleva a cabo el test de los seis sonidos de Ling. Prepara baterías y cables de repuesto, y cualquier otro equipamiento necesario para asegurarte de que todo está listo para su día escolar.

Esperamos que los primeros días de tu hijo en la escuela con su implante sean una aventura divertida en el camino del aprendizaje y la audición.

Descarga nuestra guía aquí para maestros de usuarios de implante coclear.

Subscríbete al blog de MED-EL Latinoamérica para recibir las últimas publicaciones sobre rehabilitación directamente en tu bandeja de entrada todas las semanas.

Comments

Recommended Posts