en HISTORIAS DE USUARIOS

William, un joven de Reino Unido, fue diagnosticado a los dos años con una pérdida de audición conductiva. Luego de probar diferentes audífonos sin ningún resultado, conoció la solución ADHEAR a través de su especialista.

Antes no se sentía muy cómodo con las bandas elásticas que estaba usando, pero gracias a ADHEAR ha podido recuperar la confianza y  escuchar nuevos sonidos.

“Abrió su mundo un poco más” señala su madre.

Ahora William usa su dispositivo para asistir a la escuela normalmente y además de esto lo usa en sus prácticas de rugby. “Es mejor que todo lo que he usado. Es realmente genial” Comenta.

Conoce su historia

Comments

Recommended Posts