en HISTORIAS DE USUARIOS

A Laurita, el hecho de haberse colocado un implante coclear le cambió la vida: “Nos hemos dado cuenta que sonidos que aún nosotros no caemos en cuenta de que están en el ambiente, ella los nota. Entonces a veces escucha incluso mejor que nosotros”, dice su mamá.

Espontánea, creativa, fuerte, valiente, a Laurita se le detectó pérdida auditiva luego de una meningitis que la tuvo hospitalizada durante un mes.

Ya recuperada y con su audición restituida, disfruta de los paseos con sus abuelos por la ciclovía de Bogotá, de darle de comer a las palomas y de estar rodeada de cualquier tipo de animales.

Esta es su historia:

Subscríbete al blog de MED-EL Latinoamérica para recibir más publicaciones como esta, que exploran el amplio mundo del sonido.

Comments

Recommended Posts