en HISTORIAS DE USUARIOS

 “Nunca quisiera cambiar mi vida”

Max Roeder tiene 24 años. Estudia ciencia de la computación en Würzburg (Alemania) y ama jugar al rugby en su tiempo libre. Él vive “una vida completamente normal”, como dice felizmente. Esto es posible a pesar de – o, quizá debiéramos decir, gracias a – ser el primer niño en el mundo en recibir un implante coclear bilateral. Conversamos con Max sobre sus primeros recuerdos como un usuario de IC, su mirada sobre los desarrollos tecnológicos de las últimas décadas, y lo que más aprecia de su audición.


Recibiste tu primer implante coclear cuando tenias 2 años. ¿Sabes que pasaba por la mente de tus padres cuando tuvieron que tomar esa decisión?

Ellos querían que escuche normalmente. En ese entonces había bastante gente que no estaba de acuerdo con la decisión de mis padres. Pero para ellos era claro que esta tecnología, que en ese entonces era completamente nueva, era exactamente lo que necesitaba.

 

¿Cuáles fueron las razones principales para que tus padres eligieran MED-EL?

En aquel entonces era pequeño, las clínicas dudaban en realizar tal cirugía a un bebé o niño. Es por eso que mis padres visitaron varias clínicas antes de tomar la decisión. Finalmente, encontraron una en la que los médicos acordaron intentarlo. Sin embargo, querían usar la misma “tecnología que se había probado que había funcionado en los últimos 20 años”. En 1995. Esto ya estaba bastante desactualizado, sobre todo si se considera la rápida evolución de la tecnología. Era por eso por lo que mis padres querían un enfoque mas moderno. Y esto nos acercó a MED-EL.

El siguiente reto de mis padres fue encontrar una clínica que realizara la cirugía con un dispositivo MED-EL, que encontraron en Würzburg.

 

Recibiste tu segundo implante coclear a los cuatro años. ¿Te acostumbraste rápidamente a escuchar con los implantes bilaterales?

Cuando obtuve mi primer implante estaba utilizando un audífono hacia poco tiempo, pero no podía escuchar bien con él. Para mis padres fue inmediatamente claro que iba a necesitar un segundo implante. Su decisión fue la correcta. Seis días después de la activación del segundo implante mejoré un 60% mas en los estudios de audición que antes del implante.

¿Recuerdas algún sonido especial de tu infancia?

Una vez me caí a un lago y por un segundo pude escuchar debajo del agua con los procesadores de audio no resistentes al agua.  Esto era completamente nuevo y muy impresionante para mí, y realmente me encantó escuchar el sonido debajo del agua. ¡Hoy realmente disfruto nadar con los accesorios WaterWear!

 

¿Cuándo miras atrás a los últimos 20 años, como ha cambiado tu vida la audición?

“No mucho” no sería la respuesta correcta. Pero debido a que puedo llevar una vida completamente normal gracias a mi habilidad para escuchar, así es como se siente. Fui a un colegio normal, ahora estoy estudiando, y espero terminar pronto mi maestría. Tengo amigos normalmente, una familia amorosa, y estoy en una relación feliz con mi novia de hace cinco años ya.

Lo especial de mí no es que los implantes cocleares “cambiaron” mi vida, sino que vivo una vida completamente diferente de lo que podría haber tenido sin escuchar. ¿Si no hubiese sido implantado, en donde estaría ahora? De seguro hubiera tenido una vida totalmente diferente. No quiero decir que esa vida hubiese sido peor. Pero no quisiera cambiar mi vida por otra –estoy muy feliz de como es ahora y nunca quise algo diferente.

 

Desde que recibiste tus implantes cocleares bilaterales ha habido muchos desarrollos tecnológicos. ¿Qué tan fácil resultó cambiar a una nueva generación de procesadores auditivos?

Los nuevos procesadores de audio no son un gran cambio con respecto a la acústica ya que la tecnología de estimulación se ha mantenido igual. Los mayores desafíos para mí son los cambios en las estrategias de codificación del sonido. Recuerdo cuando era niño y actualicé a un nuevo procesador de audio, me tomó un par de meses acostumbrarme a las diferentes codificaciones de sonido. Al final siempre valió la pena ya que termino pudiendo escuchar mucho mejor que antes.

 

¿Cuál fue el desarrollo tecnológico que más te ha beneficiado?

Uno es definitivamente las nuevas estrategias de codificación de sonido, que mejoran mi audición con cada desarrollo. Si miro atrás a los últimos cinco años, entonces el desarrollo mas importante por lejos ha sido que el nuevo procesador de audio SONNET es a pruebas de salpicaduras. En el pasado, mi procesador se ha “ahogado” un par de veces cuando estaba realizando distintos deportes. ¡Esto ya no es más el caso y es realmente genial!

En general, mis implantes jamás me han impedido hacer algo en mi vida. Si había algo que no podía hacer, buscaba una solución para realizarlo. Actualmente me gusta jugar al rugby. Se sabe que este deporte es bastante duro e incluye mucho contacto físico con los otros jugadores. Con el fin de proteger mi procesador y mi implante, utilizo un casco (“Casco Scrum”). Durante los dos años que llevo jugando al rugby, ningún procesador o implante se me ha roto debido al deporte. Creo que esto demuestra realmente lo que confío en la fiabilidad de todo el sistema de implantes.

 

¿Cuáles son las razones más importantes por las que te sientes orgulloso de ser un usuario MED-EL?

Para mí, es el compromiso en los productos mostrados por la Sra Hochmair y todos los empleados de MED-EL. Para muchos de los empleados en MED-EL esto no es solo un trabajo. Realmente siento el entusiasmo y la voluntad de crear un producto único.

 

Gracias, Max!


¿Alguna pregunta? ¡Ponte en contacto con nosotros en nuestra página de Facebook!

Comments

Recommended Posts