en HISTORIAS DE USUARIOS

Hola, mi nombre es Kim Payne y me gustaría hablarles de las RMN con un implante coclear.

Tengo 50 años, soy de Inglaterra, pero me vine a Australia hace unos 11 años porque a mi marido le ofrecieron un trabajo aquí.

En 1990 me dijeron que era apta para un implante, en Inglaterra. Sin embargo, me comentaron que mi nervio auditivo no era suficiente para un implante coclear. Así que seguí peleándome con mis inútiles audífonos, confiando totalmente en la lectura labial. Mi marido asistió a una conferencia sobre seguridad cibernética en Australia y allí conoció a un representante de implantes cocleares, quien le dijo que yo podría ser una candidata potencial de IC y que me reevaluaran.

Me evaluaron de nuevo y me confirmaron la candidatura a un Implante Coclear. Me hicieron resonancias magnéticas que sorprendieron a todos. ¡Algo en mi cerebro no era normal!  La anomalía que encontraron en mi cerebro significaba que tenía que ver a un neurocirujano y repetir las RMN una vez recibiera el implante. Mi cirujano me dijo que el implante SYNCHRONY de MED-EL era mi mejor opción, ¡y eso fue lo que hicimos!

La activación fue el 6 de julio del año pasado y estoy encantada con mi implante. Mis procesadores (RONDO en un oído y SONNET del otro) son lo primero que rescataría en un incendio. Oigo música de nuevo, es un milagro después de 30 años. He oído las voces de mis hijos por primera vez, y en el caso de mi hijo menor, pude escuchar cuando pronunció sus votos matrimoniales. Verdaderamente sollocé de alegría. A menudo no quiero apagar el procesador para dormir porque tendría que dejar de escuchar música.

No estaba demasiado preocupada por la resonancia después de la implantación hasta que intenté concertar una cita con mi clínica local, quienes primeramente se negaron a hacerla porque dijeron que la gente con implantes ¡no pueden realizar RMN! Si el radiólogo no hubiera salido a hablar conmigo ni aceptado hablar con MED-EL, creo que me habrían negado la resonancia. Finalmente comprendieron que con SYNCHRONY sí se pueden realizar RMN de 3.0 Teslas.

Me fui a casa y mucha gente amable del grupo de discusión de MED-EL en Facebook me aseguró que todo iría bien.

No pude dormir la noche anterior a la resonancia. ¡Estaba realmente nerviosa! Me llevaron a la sala y me tumbaron en la camilla, colocando mi cabeza sobre una base. Me pusieron

auriculares, activaron la mitad superior de la camilla, salieron todos y la música empezó a sonar a través de los auriculares.

El proceso duró de 20 a 30 minutos, pero no sentí absolutamente nada en el implante. No tenía la cabeza vendada y solo podía sentir los auriculares. Oí un zumbido en mi implante y luego un tictac cuando el imán giró. Sonaba como una tarjeta entre los radios de una bici. Los ruidos cambiaron a diferentes zumbidos y ruidos metálicos unas cuantas veces, pero eso fue todo.

Al parecer me hablaron varias veces, pero no los oí. En mitad del proceso, la máquina paró y alguien me conectó el sistema de infusión. Pude sentir el zumbido y vibración de la cama con su intenso golpeteo rítmico, que ya había sentido durante la resonancia que me hicieron previa al implante, pero no fue nada alarmante. Lo único que me molestó fue tener los pies fríos.

Probablemente necesite realizar más RMN, pero en el futuro no me preocuparé nada por el implante. A cualquiera que necesite realizar una RMN con su implante, le digo: no te preocupes, ¡no es nada!

He quedado verdaderamente impresionada con MED-EL; han sido tan valiosos y eficientes. ¡No podría ser más feliz!

Comments

Recommended Posts