en TECNOLOGÍA

¿Alguna vez te has preguntado “Qué es la pérdida de audición neurosensorial? Ya sea que te hayan diagnosticado con este tipo de pérdida de la audición o que estés averiguando si alguien que conoces la tiene, esta publicación es para ti.

Hay tres tipos principales de pérdida de la audición: neurosensorial, conductiva, y mixta, la cual es una combinación de las dos primeras. En nuestra página web, podrás conocer los detalles de estos tipos de pérdida de la audición. Vamos a desentramar el proceso que ocurre en tu oído cuando tienes una pérdida de la audición, algunas de las causas y los tratamientos disponibles.

Antes de comenzar a aprender sobre la hipoacusia neurosensorial, también puede ser de ayuda tener un panorama de lo que es el sonido y de cómo funciona la audición.
¡Comencemos!

¿QUÉ ES LA PÉRDIDA DE AUDICIÓN NEUROSENSORIAL?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, 360 millones de personas en el mundo tienen una pérdida de la audición incapacitante. La pérdida de audición neurosensorial (o SNHL, por su sigla en inglés) es la forma más común de hipoacusia. Este tipo de pérdida de la audición ocurre en el oído interno y generalmente es permanente. El nivel de hipoacusia puede variar desde muy poca audición, por ejemplo, no poder oír conversaciones normales, hasta sordera completa, no poder oír la bocina de un auto a menos de un metro. La pérdida de la audición puede afectar a una persona negativamente en diferentes formas: en sus relaciones, en el trabajo y en su estilo de vida.

¿QUÉ ES LO QUE REALMENTE OCURRE EN EL OÍDO CON LA PÉRDIDA DE AUDICIÓN NEUROSENSORIAL?

“Neurosensorial” significa que la pérdida de la audición está relacionada con las decenas de miles de células ciliadas microscópicas super-importantes que están ubicadas dentro de la cóclea. Estas células ciliadas producen señales nerviosas eléctricas que el cerebro usa para interpretar el sonido.

Si alguien tiene hipoacusia neurosensorial, significa que algunas de estas células ciliadas están dañadas o no están, y solo algunos o ningún sonido está llegando al cerebro. La magnitud de la pérdida de la audición depende de cuántas de estas células no estén funcionando.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA PÉRDIDA DE AUDICIÓN NEUROSENSORIAL?

Hay muchas razones para la pérdida de audición neurosensorial. La pérdida de la audición relacionada con la edad y la sobreexposición al ruido son algunas de las razones más comunes, así como las razones hereditarias: algunas personas nacen con hipoacusia. La sobreexposición puede deberse al trabajo durante un período largo en un ambiente ruidoso, o a escuchar música con auriculares con el volumen muy alto.

También puede deberse a una lesión por un ruido breve pero extremadamente potente, como una explosión. Otras causas de pérdida de audición neurosensorial pueden ser fumar, una enfermedad o tomar ciertas medicaciones que son ototóxicas (pueden ser necesarias para una persona pero tóxicas para el oído).

Por eso, siempre es importante estar atento a tu entorno auditivo, y cuidar de tus delicados oídos, de la misma forma que lo harías con otras partes del cuerpo. Incluso más. Las células ciliadas no pueden “repararse” como los huesos rotos, ¡el daño es permanente e irreversible!

¿CÓMO SE OYE?

La hipoacusia neurosensorial generalmente dificulta oír sonidos leves, como voces bajas o el crujido de las hojas. Puede hacer que otros sonidos se sientan más leves, amortiguados, poco claros o vagos. Sin embargo, la pérdida de audición neurosensorial puede afectar todas las frecuencias de sonido o solo algunas.

Se puede desarrollar lentamente en el tiempo, lo cual puede dificultar la percepción del cambio. La pérdida de audición neurosensorial también puede ocurrir de manera repentina en un período de tiempo corto, y algunos incluso experimentan sordera de la noche a la mañana.

SÍNTOMAS:

En ocasiones, puede ser difícil detectar si tú o alguien más tiene pérdida de audición neurosensorial, sobre todo si es una pérdida de audición de frecuencias altas. Esto es cuando no puedes oír sonidos agudos, como la voz de un niño o una mujer. Es posible darse cuenta si alguien tiene pérdida de audición neurosensorial si les cuesta entender conversaciones en entornos ruidosos, como un restorán muy concurrido.

También puede tener dificultad para oír en el teléfono, o para determinar de qué dirección vienen los sonidos. Además, algunas personas con pérdida de audición neurosensorial también experimentan tinnitus, vértigo o mareos.

Incluso si hay una ligera tendencia que indique una pérdida de la audición, siempre es mejor que un profesional lo examine. Generalmente es un audiólogo quien se encarga de realizar el examen auditivo y crear un audiograma, que es un gráfico que muestra tu capacidad auditiva. Si tienes una pérdida auditiva, el audiólogo te explicará tus opciones, una de las cuales podría ser un implante coclear (IC).

QUÉ PUEDE HACER UN IMPLANTE COCLEAR:

Aunque no hay una cura real para quienes padecen pérdida de la audición parcial o sordera profunda, ya que las células ciliadas no pueden remplazarse, el uso de dispositivos auditivos como audífonos o implantes cocleares puede aumentar el volumen y mejorar la calidad del sonido. En ocasiones, las células ciliadas están muy dañadas o son muy pocas para detectar sonidos con un audífono. Aquí yace el beneficio del sistema con implantes cocleares.

Un implante coclear puede permitirle al destinatario acceder a una audición mejorada, ya que remplaza el trabajo de las células ciliadas dañadas o faltantes. Una vez que el IC se enciende, el procesador de audio detecta los sonidos cercanos y los convierte en señales eléctricas. Entonces, las señales son enviadas al implante coclear, que se coloca quirúrgicamente dentro de la cabeza.

El implante coclear tiene una guía de electrodos que se inserta en la cóclea y usa pequeñas señales eléctricas para imitar a las células ciliadas. Luego, estas señales eléctricas viajan por el nervio auditivo para llegar al cerebro. El cerebro interpreta estas señales como sonido: ¡esto es oír con un IC!
Por supuesto, la rehabilitación es esencial para darle sentido a estos sonidos y oír mejor con tu nuevo dispositivo.

DÓNDE ENCONTRAR MÁS INFORMACIÓN:

Recuerda, es importante que un profesional examine tu audición. Si tú o un ser querido experimentan pérdida de la audición, tu representante local de MED-EL puede ayudarte a encontrar una solución y a ponerte en contacto con un profesional de la audición. Dirígete aquí para conocer los detalles de tu representante local de MED-EL.

¿Contestó esto tus preguntas sobre la pérdida de audición neurosensorial? Subscríbete al blog de MED-EL ingresando tu correo electrónico para recibir publicaciones sobre tecnología, visitantes y rehabilitación directamente en tu bandeja de entrada, dos veces por semana.

Comments

Recommended Posts