en TECNOLOGÍA

La mayoría de las personas creen que solo existe un tipo de pérdida auditiva, desconocen que existen varios tipos y grados que las diferencia. La discapacidad auditiva en este sentido es similar a la discapacidad visual, dependiendo del tipo y del grado, se debe optar por una solución específica. Todos somos conscientes que los anteojos que le pueden ayudar a una persona, no necesariamente le ayudarán a otra. Sucede lo mismo con las soluciones auditivas.  Es por esto que resulta importante acudir a un profesional de la audición para averiguar, qué pérdida auditiva tiene la persona y poder optar por la solución más adecuada.

Dependiendo de la región del oído afectada, se pueden distinguir tres tipos de perdidas auditivas: conductiva,  neurosensorial y  mixta. Para ciertas pérdidas auditivas un audífono puede ayudar. Para otras, existen soluciones implantables y no implantables.

 

La pérdida auditiva neurosensorial

Es el resultado del deterioro o de la ausencia de células sensoriales en el oído interno y suele ser permanente. Cuando este tipo de pérdida auditiva es de leve a severa, un audífono o un implante de oído medio pueden ser una solución. Cuando se trata de una pérdida auditiva severa o profunda, a menudo se recomienda un implante coclear.

Algunas personas escuchan muy bien los tonos graves, pero no los agudos. En estos casos solamente una parte del oído interno se ha deteriorado. Se habla entonces de una pérdida auditiva neurosensorial parcial. Para estos casos una opción es un sistema de estimulación eléctrico acústica combinada.

También te puede interesar: Rubíes, Oro y Platino: ¿Qué hay dentro de un implante coclear?

La pérdida auditiva conductiva

Cualquier problema en el oído externo o medio que impida que el sonido se transmita correctamente, se conoce como pérdida auditiva conductiva. Un bloqueo en el oído externo o en el canal auditivo, una infección, una malformación del oído pueden ser la razón. Por lo general, este tipo de pérdida auditiva es leve o moderado. En algunos casos, es pasajera y puede ser tratada con medicamentos o cirugías. En el caso que sea irreversible, las personas pueden optar por el uso de audífonos, el sistema de conducción ósea no implantable ADHEAR, implantes del oído medio o implantes de conducción ósea, dependiendo el caso.

 

La pérdida auditiva mixta

La pérdida auditiva mixta es una combinación de pérdida auditiva neurosensorial y conductiva. Se produce como consecuencia de problemas tanto en el oído interno como en el oído medio. Entre las opciones de tratamiento para este tipo de hipoacusia se encuentran la medicación, la cirugía, los audífonos, el implante de oído medio o el implante de conducción ósea.

Hable con su médico si cree que tiene una pérdida auditiva.

Al notar el deterioro auditivo es de suma importancia visitar al otorrinolaringólogo para realizar los estudios pertinentes para verificar el tipo de pérdida auditiva.

Es importante saber que existen tecnologías para las diferentes pérdidas auditivas que pueden ayudar a vivir en un mundo con sonidos.

¿Tiene una pérdida auditiva? ¿Cuándo supo que tenía una pérdida auditiva? Háganos saber dejando un comentario a continuación!

¡Subscríbete al blog de MED-EL para recibir más consejos prácticos directamente en tu correo electrónico todas las semanas!

Comments

Recommended Posts