en HISTORIAS DE USUARIOS

Esteban Montenegro es un apasionado chef costarricense que gracias a su Implante Coclear pudo reencontrarse con el sonido. Esteban fue diagnosticado con hipoacusia cuando tenía un año de edad, luego de que su familia detectara que no respondía a los estímulos auditivos. Al ser un bebé prematuro, la vista y el oído de Esteban se vieron afectados. Por esta razón, tuvo que usar audífonos en su niñez, que aunque le ayudaban a distinguir algunos sonidos, eran sonidos “muy planos” como los describe Esteban y dependía mucho de la lectura labial.

A los 23 años, Esteban tuvo la oportunidad de recibir un Implante Coclear, lo que fue un gran cambio para su vida.  A partir de ese momento pudo disfrutar de muchos sonidos que hasta ahora no conocía y terminar una carrera universitaria con mucha más confianza. Actualmente, Esteban trabaja en una empresa de soluciones auditivas y es chef. Además, es un miembro activo de la comunidad de implantados en Costa Rica y colabora para contar su experiencia a todos los candidatos y acompañarlos en el proceso de lo que será “la mejor decisión de su vida”.

 

 

Si quieres ver más Historias de usuarios MED-EL como la de Esteban Montenegro, haz clic aquí.

Comments

Recommended Posts