en HISTORIAS DE USUARIOS

¿Sabías que la meningitis es una de las mayores causas de la pérdida de audición? La meningitis bacteriana ataca las células nerviosas del oído interno, y puede causar sordera total de un día para el otro. Si esto sucede, los implantes cocleares suelen ser la mejor forma de recuperar tu audición.

Te presentamos a Kadu, un joven usuario de implante coclear, de Brasil. Después de contraer meningitis cuando era un bebé, su mamá, Debora, quedó devastada al saber que su hijo tenía pérdida auditiva neurosensorial de severa a profunda.

La noticia hizo que Debora se embarcara en un viaje inspirador sobre implantes cocleares para darle a su hijo el mejor futuro posible.
________________________________________

Un descubrimiento impactante

Hace 4 años que estoy casada con un hombre muy especial que trata a Kadu como si fuera su propio hijo. Tenemos una vida maravillosa, pero nuestra familia no siempre fue así…

Durante mucho tiempo, éramos solo Kadu y yo. Yo era madre soltera, y ambos tuvimos que pasar muchas dificultades que me entristece recordar. Entre todas las dificultades que experimentamos, el dinero era el mayor desafío.

Kadu nació prematuro, cuatro semanas antes de la fecha prevista, y contrajo una infección en el hospital, que luego evolucionó a meningitis bacteriana. Se quedó casi un mes en la unidad de terapia intensiva del hospital. Cuando le dieron el alta, Kadu fue derivado a varios especialistas para controlar su salud. Yo no había notado nada diferente en Kadu, aparentemente era un bebé hermoso y perfecto.

Me entristeció y desesperó que Kadu no pasara su primera prueba de audición. Se llevaron a cabo varias pruebas más, antes de diagnosticarle pérdida auditiva neurosensorial de severa a profunda.

Cuando se descubrió la sordera de Kadu, la tristeza me dominó. No tenía idea a quién acudir. Fue necesario que interviniera un profesional especializado para que entendiera que esta situación no era el fin del mundo.

Aprender sobre los IC

Era una madre soltera, sola con un niño con discapacidad auditiva. No tenía opción, tenía que ser fuerte. Empecé a estudiar y a aprender todo lo que podía sobre meningitis, sordera, y lo que se podía hacer para mejorar la calidad de vida de mi hijo.

Salí a buscar un tratamiento o una tecnología que pudiera mejorar la calidad de vida y el futuro de mi hijo. Y entonces llegaron los ángeles, en la forma de terapeutas del habla, quienes me presentaron una tecnología nueva llamada implante coclear.

La posibilidad que mi hijo pudiera oír y hablar con normalidad llenó de esperanza mi corazón. No tuve ninguna duda cuando decidí darle lo que yo consideraba un milagro.

Sacrificar todo por Kadu

En la ciudad en la que Kadu y yo vivíamos, desafortunadamente los implantes cocleares todavía no estaban disponibles. Me enteré de que había un hospital pionero que podía hacer este tratamiento, Centrinho De Bauru. Sin embargo, quedaba a más de 3000 kilómetros de distancia. No sabía cómo iba a hacer para pagar el viaje con Kadu y proporcionarle el tratamiento que necesitaba.

Con el apoyo de familiares, amigos y vecinos, empezamos una hermosa campaña para recaudar fondos. Cuando tuvimos el dinero, me fui con Kadu, de 6 meses, a Bauru, y le conseguí audífonos, que eran el primer paso para llegar al sueño de algún día conseguir un IC.

Justo antes de su primer cumpleaños, Kadu recibió su implante coclear MED-EL. Una vez que implantaron a Kadu, nuestra rutina y nuestras actividades diarias cambiaron completamente. Hice todo lo que pude para ayudarlo en las primeras etapas críticas del aprendizaje de escucha.

Dejé mi trabajo de contadora para poder dedicarme exclusivamente a la rehabilitación de mi hijo. Nos mudamos a Bauru en búsqueda del mejor tratamiento y apoyo para implantes cocleares. Volví a estudiar y me gradué en educación para acompañar mejor a Kadu con la alfabetización, que puede ser una fase difícil para niños con implantes cocleares.

Durante la rehabilitación de Kadu, comencé a valorar la belleza del sonido. Un día, mientras Kadu todavía estaba aprendiendo a oír con su IC, dejé caer una cuchara al suelo. Él se dio vuelta repentinamente y levantó las manos preguntándose qué había sido ese sonido.

Exploté de alegría y tiré otra cuchara al piso y dije “dejar caer la cuchara“, “dejar caer la cuchara“. Me di cuenta de lo hermoso y maravilloso que era el sonido de la cuchara cayendo al suelo. A partir de ese día, es normal encontrar varias cucharas por el suelo.

Activismo en la comunidad que sufre pérdida auditiva

Cuando Kadu nació, la prueba de audición para recién nacidos todavía no era obligatoria en Brasil. Kadu la hizo solo porque fue hospitalizado por la meningitis. Es sorprendente que una simple prueba tenga el poder de cambiar la vida de un niño y de toda su familia.

Encabecé un grupo de madres en la lucha para que esta prueba estuviera disponible en las salas de maternidad públicas de nuestra ciudad. Hicimos grandes avances con el apoyo de profesionales y políticos. Hoy en día, en Brasil, la prueba de audición se realiza en todos los recién nacidos.

Escribo en un blog con frecuencia y comparto el camino de la audición de Kadu en las redes sociales. Mi motivación es darle esperanza a las familias que acaban de descubrir la sordera de sus hijos.

Quiero mostrarles que los implantes cocleares tienen el poder de cambiarles la vida y el futuro a los niños. Kadu es un ejemplo de cómo superar desafíos y encontrar el éxito, gracias a su implante MED-EL. Estoy muy orgullosa de mi hijo, es un guerrero.

Consejos para otros padres

Mi consejo para otros padres sería: no pierdan tiempo decidiendo si van a obtener un implante coclear o no. El tiempo es crucial para conseguir los mejores resultados para su hijo. Lo que puedo decirle a los padres que están comenzando su viaje con un IC es que no será fácil.

Sin embargo, con dedicación, amor y determinación, los resultados son excelentes. Después de un día fatigante, de luchar contra el silencio, no hay nada más gratificante que oír a tu hijo con pérdida de la audición decir “Buenas noches, mami, te amo“. Te devuelve la energía y te hace dar cuenta de que todo vale la pena, y de que lo volverías a hacer todo si fuera necesario.

Hoy, Kadu, de 12 años, es como cualquier niño de su edad. Escucha, habla, canta, baila e interactúa con todos. No me arrepiento de los cambios que tuve que hacer en mi vida por mi hijo, fue la mejor decisión que pude haber tomado. De cierta forma, no sé lo que es tener un hijo sordo. ¡Mi hijo con pérdida auditiva de severa a profunda es el mejor escuchando!

¡Gracias, Debora! ¿Quieres ver a Kadu cuando era un niñito con implantes cocleares? ¡No dejes de ver este video!

¿Tu hijo fue diagnosticado con pérdida de la audición como resultado de una meningitis? Contáctanos para asesorarte de la mejor manera.

Aprende más sobre cómo funcionan los implantes cocleares y cómo pueden ayudar a tu hijo. Subscríbete al Blog de MED-EL Latinoamérica para recibir las últimas historias de nuestros visitantes, consejos de rehabilitación y noticias de MED-EL!

Comments

Recommended Posts