en TECNOLOGÍA

Los implantes cocleares se han convertido en un tratamiento cada vez más común para la pérdida de la audición. No siempre fue así: en la década de los 90 existían requisitos muy estrictos que habrían excluido a muchos de los destinatarios de hoy.

La cantidad de personas que se consideran médicamente aptas para adquirir un implante coclear es considerablemente mayor ahora, y muchos han hecho la pregunta: ¿se puede ser demasiado joven —o mayor— para adquirir un implante coclear?

Observemos qué dicen las pruebas.

¿Qué tan joven es muy joven?

Para un niño que nace con pérdida auditiva profunda y que puede recibir tratamiento con un audífono, los estudios demuestran con abrumadora certeza, que la identificación e intervención temprana, como la implantación coclear para aquellos que la necesitan, están relacionadas con mejor audición y habilidades de escucha en el futuro.

Durante los primeros tres años de vida, el cerebro del niño todavía está creando conexiones neuronales. Para un niño con pérdida de audición, esto significa que durante los primeros años, su cerebro tiene más probabilidades de adaptarse a la estimulación eléctrica del implante coclear. Para un niño que tempranamente recibe la apropiada intervención, y crece oyendo con un implante coclear, esta audición será la “normal”.

“Hace 20 años, los usuarios de implante coclear normalmente eran comparados con niños sordos de la misma edad, que utilizaban audífonos de alta potencia; hoy en día, son comparados con niños con audición normal de la misma edad”.

Otro estudio observó 53 niños que fueron implantados entre edades de 2,5 y 21 años. El estudio detectó que en los niños implantados después de los 10 años, la audición no mejoraba tanto como en aquellos implantados a una edad más temprana —si tenían pérdida de la audición profunda desde el nacimiento—. Otros estudios demostraron que los niños implantados antes del segundo cumpleaños “tienen un rendimiento significativamente mejor” que aquellos implantados a una edad mayor.

Entonces, ¿cuál es el mejor momento para que un niño adquiera un implante coclear? En realidad, todo se reduce a las regulaciones del lugar en el que vives. Por ejemplo, ahora la FDA, en los Estados Unidos, aprobó la implantación coclear en niños de 12 meses.

Lo más importante que hay que recordar es que esto solo aplica si el niño tiene pérdida de la audición profunda desde el nacimiento, y los audífonos no dieron resultado. Para un niño con pérdida de la audición progresiva, no importa si tienen 2, 10 o 15, mientras que la pérdida de la audición sea tratada en el momento adecuado.

Básicamente, sea cual fuere la edad del niño, la intervención temprana puede desembocar en una mejor audición.

¿Qué tan mayor es muy mayor?

Por otro lado, alguien que tiene setenta, ochenta o incluso noventa años puede pensar que no califica para el implante coclear por razones de edad o de salud.  Nada más alejado de la verdad: los beneficios de un implante coclear pueden ser enormes, y la mayor parte de los problemas de salud  relacionados con la edad, no impiden adquirir un implante coclear. Tal vez tuvieron una pérdida auditiva progresiva que se desarrolló en las últimas décadas, o puede ser una pérdida de audición repentina a causa de una enfermedad o un trauma.

En cualquier caso, los estudios revelan que los usuarios, mayores, de implante coclear muestran “mejoras significativas en las calificaciones de percepción del habla después de la implantación”. Los usuarios más jóvenes tienden a tener mejor rendimiento que los adultos mayores, pero esto se debe a que generalmente los adultos mayores han sufrido sordera por más tiempo que los adultos jóvenes.

Como en el caso de los niños, esto sucede porque uno de los mayores indicadores de éxito es la duración de la pérdida auditiva; la intervención temprana puede desembocar en mejores resultados. Sin importar la edad del adulto, un período más corto entre la pérdida de la audición y el tratamiento puede conducir a un mejor resultado.

Para más información sobre este tema, no deje de ver nuestra publicación: 6 factores previos a la implantación que pueden influenciar el éxito de tu dispositivo.

Tanto los sujetos jóvenes como los mayores, demostraron mejoras significativas en la herramienta de reconocimiento del habla y la salud auditiva luego de recibir un IC.

Y la implantación coclear no solo ayuda con el habla: los estudios demuestran que también ayuda a escuchar música. En un estudio de 81 usuarios de implante coclear MED-EL, los adultos mayores no “difieren significativamente de los más jóvenes en la identificación de las características de la música, como el tono y el timbre”.

 

 Subscríbete al blog para estar actualizado sobre las últimas noticias sobre pérdida auditiva e implantes auditivos.

 

Referencias

Vincenti, V., Bacciu, A., Guida, M., Marra, F., Bertoldi, B., Bacciu, S., Pasanisi, E. (2014) Pediatric cochlear implantation: an update (Implantación coclear pediátrica: una actualización). Italian Journal of Pediatrics. 40(72). doi: 10.1186/s13052-014-0072-8.

Gratacap, M., Thierry, B., Rouillon, I., Marlin, S., Garabedian, N., & Loundon, N. (2015). Pediatric cochlear implantation in residual hearing candidates (Implantación coclear pediátrica en candidatos con audición residual). Annals of Otology, Rhinology & Laryngology. 124(6):443-51. doi: 10.1177/0003489414566121.

Heman-Ackah, S.E., Roland, J.T. Jr., Haynes, D.S., & Waltzman, S.B. (2012) Pediatric cochlear implantation: candidacy evaluation, medical and surgical considerations, and expanding criteria (Implantación coclear pediátrica: evaluación de candidatos, consideraciones médicas y quirúrgicas, y criterios ampliados). Otolaryngologic Clinics of North America. 45(1):41-67. doi: 10.1016/j.otc.2011.08.016.

Kim, L.S., Jeong, S.W., Lee, Y.M., Kim, J.S. (2010). Cochlear implantation in children (Implantación coclear en niños). Auris Nasus Larynx. 37(1):6-17. doi: 10.1016/j.anl.2009.09.011.

Cosetti, M.K., Waltzman, S.B. (2011). Cochlear implants: current status and future potential (Implantes cocleares: estado actual y potencial futuro). Expert Rev Med Devices. 8(3):389-401. doi: 10.1586/erd.11.12.

Budenz, C.L., Cosetti, M.K., Coelho, D.H., Birenbaum, B., Babb, J., Waltzman, S.B., & Roehm, P.C. (2011). The Effects of Cochlear Implantation on Speech Perception in Older Adults (Los efectos de la implantación coclear sobre la percepción del habla en adultos mayores). Journal of the American Geriatric Society. 59(3):446-53. doi: 10.1111/j.1532-5415.2010.03310.x.

Friedland D.R., Venick H.S., Niparko J.K. (2003). Choice of ear for cochlear implantation: The effect of history and residual hearing on predicted postoperative performance (Selección de oído para la implantación coclear: El efecto del historial y la audición residual en el rendimiento postoperatorio previsto). Otol Neurotol. 24(4):582–589.

Tyler R.S., Summerfield, A.Q. (1996). Cochlear implantation: Relationships with research on auditory deprivation and acclimatization (Implantación coclear: relaciones con la investigación sobre la privación auditiva y la aclimatación). Ear Hear: 17(3):38S–50S.

Zwolan, T.A., Henion, K., Segel, P., Runge, C. (2014). The role of age on cochlear implant performance, use, and health utility: a multicenter clinical trial (El rol de la edad en el rendimiento del implante coclear, el uso y la funcionalidad de la salud: un ensayo clínico multicéntrico). Otol Neurotol. 35(9):1560-8. doi: 10.1097/MAO.0000000000000583.

Papadelis, G. (2014). Music perception in older adult cochlear implant users: Evidence about age-related decline in rapid temporal processing (Percepción de la música en usuarios de implantes cocleares adultos mayores). Procedia – Social and Behavioral Sciences. 126:107-108. doi: 10.1016/j.sbspro.2014.02.331.

Comments

Recommended Posts